Y llegó la FPP…

Hoy, 30 de agosto, cumplo cuarenta semanas de embarazo. Pocos pensábamos que, a estas alturas, el peque seguiría sin querer ver mundo, pero así es. En la primera ecografía, a las siete semanas, me cambiaron la FUR al 23 de noviembre y, por tanto, fijaron la FPP en el 30 de agosto. Pero a las doce semanas la ginecóloga fue muy clara: la fecha que te han dado está mal calculada, el bebé es casi una semana más “mayor” de lo que te han dicho.

A partir de ahí, en las siguientes revisiones nos dimos cuenta de que era verdad: la edad gestacional y la ecográfica no se correspondían nunca, así que empezamos a manejar dos fechas alternativas. Craso error. Además, sería por las ganas o porque este chico no para ni un minuto, pero tanto el futuro papá como yo siempre pensamos que se iba a adelantar. Error, error, error.

Las últimas semanas son las peores. O, por lo menos, para mí (nosotros) lo están siendo. No es sólo la incomodidad, el calor (insoportable que está haciendo) y el cansancio de no poder dormir, que también hacen mella. Es, sobre todo, la ansiedad que te genera vivir esperando. Una espera que, además, en el caso de los primerizos como nosotros esconde muchas dudas hacia lo desconocido: el parto, los primeros días, la nueva vida… No paras de imaginarte las cosas, cuando lo que toca es vivirlas.

En fin, que me está quedando un post muy serio, pero objetivamente no es tan grave. Los días, por suerte, todavía no se nos hacen eternos y, aunque todo está listo, siempre hay cosas por hacer. Por ejemplo, una colcha de cuna que empecé hace un mes y pico y que ya “sólo” me queda acolchar. Los próximos días me centraré en ese proyecto, en avanzar con la segunda temporada de Breaking Bad y en contarle al monete lo bien que se está fuera para ver si se anima a salir antes de que tengan que echarle a la fuerza.

Eso significa que, en principio, no volveré a escribir por aquí hasta que seamos tres. Seguro que no falta mucho y, por supuesto, nos vemos por Twitter y en vuestros blogs, que muchos vuelven de vacaciones 🙂

¡Hasta pronto!

9 comentarios en “Y llegó la FPP…

  1. Uyyyyyyyy que ya queda nada!!! a mi se me rompió la bolsa en la 39, menos mal no tuve que desesperarme…es cuestión de dias, disfruta de tu bebé dentro este tiempo y preparate para lo que viene cuando salga.
    Si no nos leemos antes, te deseo que todo vaya fenomenal.
    Por favor, en cuanto puedas nos cuentas.

    Besosssssssss

  2. Pero si ya no te queda nada!!!! A mi me pasó lo mismo con mi hija mayor y al final se retrasó 2 semanas… Imagínate lo nerviosa que estaba yo y al mismo tiempo muy impaciente por conocer a mi hija, pero al final vienen cuando ellos los ven conveniente.
    Pero bueno esto ya esta al caer, así que aprovecha para hacer cosas pendientes como la colcha, que dentro de poco tendrás mucho por hacer con el peque por casa!!!
    Ya nos contarás, un beso!

  3. La verdad es que las ultimas semanas a mi también se me hicieron bastante cuesta arriba. Además, me hace mucha gracia que todo el mundo te dice “aprovecha ahora para dormir”, y a esas alturas del embarazo ya se hace difícil dormir, entre encontrar la postura e ir al baño. En fin guapa, tu tómatelo con calma, que dentro no se va a quedar, eso seguro, así que mucho animo!
    Besos

    • Ésa es una de las frases estrella… otras… ¿todo igual? ¿alguna novedad? Y yo, jo, ¡qué más quisiera que hubiera novedades! Pero nooooo, no hay novedades 🙁 A ver si no lo vas a notar… O__O Jeje, bueno… será que la naturaleza es sabia y va poniendo a prueba tu paciencia, jiji. Un besooo

  4. No te preocupes que va a salir cuando quiera. Yo había probado todos los “trucos”: caminatas, comer picante, sexo… y nada, que leoncito no quería salir. Al final el día 41+4 (a 2 días de tener que ingresar para que me lo provocaran) rompí aguas, y en el 41+2 oxitocina y después ventosa, que no quería salir, que se estaba muy bien ahí… Pero también te digo que estuve muy tranquila en todo momento, hasta cuando rompí aguas no podía dejar de sonreir!!
    Así que ya verás, va a ser cuando menos te lo esperes, y va a ser tan tan emocionante que no te acordarás de estos días de incertidumbre!!
    Un beso enorme y manténnos informadas!!

  5. Q poquito te queda! Y si, las últimas semanas son espantosas. Yo nunca tuve miedo al parto, pero mi amiga q vivía literalmenre acojo**** por el, los últimos días no quería mas q se lo sacaran como fuera! La verdad es q en verano no me apunto a un embarazo jajja, debe ser muy pesado. En fin, ya casi esta aquí. Mucho animo, mucha suerte, paciencia, q sea todo lo “corto” q pueda ser, q te respeten mucho y sobre todo q lo disfrutes. Bss

Deja un comentario