Una visita inesperada: la regla después del parto

Cuando me quedé embarazada pensaba que unas semanas después de dar a la luz me vendría la regla. Y que sería todo como siempre o, con un poco de suerte, incluso mejor. Esperaba (y sigo esperando) que las hormonas se hubieran regulado y, como resultado, tuviera ciclos más cortos y más regulares. En un principio, como digo, creía que mi nueva regla aparecería de inmediato. Después, a medida que fue creciendo mi tripa y mis consultas en la blogosfera, descubrí que cada mujer tiene su ritmo y que la lactancia materna exclusiva suele retrasar su aparición.

Esto ocurre, tal y como explican desde El parto es nuestro, porque durante los meses en los que bebé toma LM a demanda se mantienen los niveles altos de prolactina, que frenan a nivel del cerebro a las hormonas que pondrían en marcha el ciclo menstrual. A partir de la introducción de otros alimen tos, que debe ser paulatina, como el bebé mama menos se produce menos prolactina, y se van elevando los niveles de las otras hormonas (estrógenos, progesterona…) hasta que son suficientes para producir la menstruación.

Así que cuando vi que MNB se enganchaba al pecho y que era un tragón que no veas, me emocioné muchísimo. Cuando encima vi que dormía como el culo regular y que, a medida que pasaban los meses, por la noche quería teta a todas horas, me qudé con el lado positivo del asunto y la alejé de mi memoria. Pero cuando más a gustito estaba, tras más de 13 meses sin saber de ella, vino a verme. Me pilló tan de sorpresa que al principio no me lo creía. Pero sí, no era un sangrado puntual, era la regla, que muy a mi pesar había vuelto para quedarse. Y yo no paraba de preguntarme… ¿pero, qué he hecho mal? Ni que dependiera de mí, ¡vamos!

En El parto es nuestro avisan de que las primeras reglas pueden ser diferentes porque “hay suficientes estrógenos como para que crezca el endometrio, pero no como para ovular”. O sea, que los primeros ciclos pueden ser más largos, más cortos, más abundantes, menos… todo en función del organismo de cada mujer. Según la doctora Pilar de la Cueva, lo más habitual es que, con el paso del tiempo, todo vuelva a la normalidad y las menstruaciones sean parecidas a las de antes, aunque al parecer hay un porcentaje de mujeres que tiene un sangrado mayor (que se explica porque su útero ha aumentado un poco) y de menor duración.

De momento es pronto para saber si mi regla va a volver a su ser, pero en estos dos ciclos he comprobado algunas cosas. La primera es que casi no tengo dolores y la segunda… ¡es que he descubierto lo que son los días chof! Ay madre qué días más tontos estoy pasando… Una tristeza, un mal humor… que me está desestabilizando por completo. ¡Qué llantina con todo! Pero… CON TODO. Y yo me pregunto… ¿esto es normal?, se pasará con el tiempo, ¿no? Porque EPDLC me está empezando a mirar raro cuando me pongo como una magdalena al ver la final de MasterChef Junior o cuando lloro desconsoladamente cuando veo a MNB dormir porque “es que le quiero taaanto”. En fin, que después de todo lo que hemos pasado todavía no les tengo cogido el pulso a las hormonas.

Por lo demás, ya he asumido que tengo que volver a las alas, las no alas y los aplicadores, así que lo llevo mucho mejor. Aunque si me da la neura igual me paso a la copa menstrual, de la que casi todas hablan maravillas. El lado poético de que vuelvo a ser fértil y más mujer… la verdad es que, de momento, no se lo veo… ¡y mira que estoy sensible!

Y para vosotras, ¿la visita fue esperada o  inesperada? ¿Cómo fue vuestro reencuentro?

Un abrazo

16 comentarios en “Una visita inesperada: la regla después del parto

  1. Bueno a mi no me viene, ya van 9 de embarazo mas casi 12 de bebe asi que casi 21!!!y la verdad yo si la extraño… es que ya va casi un año en el que vivo en un estado hormonal de post parto y es un poco tedioso en algunas cosas, por un lado esta bueno no tener la molesta regla pero por otro lado mis hormonas siguen bailando por ahi… y la verdad es que tengo calores, tengo sequedad y la libido por el piso… quisiera volver a ser la que era y tambien volver a ser fertil…si bien quiero esperar para tener el hermanito al menos un año mas, me gustaria saber que mi cuerpo ya esta dispuesto

  2. Cada cuerpo es un mundo yo soy de las “afortunadas” que la regla se fue y no he sabido nada de ella, empalmando este embarazo. Vamos q desde junio de 2011 no he tenido la regla, el sangrado posparto y ya y mi cuñada q daba el pecho al igual q yo y mi sobrino estaba “todo el día engachado” le vino la regla a los poquitos meses. Feliz día! Muack!

    • ¡¡Qué suerte!! Es lo que dices… cada mujer es un mundo y en estos temas… ¡más aún! Pero es verdad que tenía como muy interiorizado que no me iba a venir hasta… buuu… meses después… y mira!! Un abrazo

  3. ¡Pues yo no me libré de ella ni con la lactancia! Justo a los 31 días (mi ciclo es largo) de haber pasado la cuarentena me visitó la Sra. de Rojo. Un fastidio de verdad, por mí se podría haber perdido al menos otro añito. Besos.

  4. Yo no tng hijos pero mhe sentido tan identificada cn lo d la regla…con eso d llorar a todas horas jajaaja. No solo la smana d la rgla si no qyo empiezo una smana antes cn la llantina! Asiq ya t digo…m tiro 10 días al mes en estado depresivo y 20 normales. No está mal no??

    • Ayy, ya sabes que tu comentario me hace especial ilusión jiji. A mí es que lo de los días chof me sonaba un poco a chino porque antes… no notaba na de na, pero ay ahora… madre mía… ¿Y tú? 10 días al mes… ¡¡¡joooe!!! Estas hormonas… ¡ya nos podía dar por reír! Un beso súuuuper gordo!!

Deja un comentario