Una tortilla para recuperar fuerzas

tortilla

Aprovecho un ratito que tengo para contaros qué tal ha ido nuestro fin de semana, que ha sido normalito, normalito, pero con más cosas que hacer… ¡Qué cansancio sólo de pensarlo! Uno de los pocos momentos de ocio y disfrute total lo vivimos el viernes por la tarde, que quedamos con una amiga mía de toda la vida para tomar algo y nos pusimos al día de sus últimos viajes y mis útimos… ¿cambio de pañales? (Ay, qué interesante debe ser quedar conmigo. Ja, ja) Si me hubiera acordado de sacar el móvil y hacer una fotillo hubiera sido mi momento finde, pero estaba tan enfrascada en la conversación con MNB echando mano a todo lo de la mesa que… ¡¡¡se me olvidó, como siempre!!!

El sábado tuvimos una comida familiar que no me apetecía naaada, pero nada de nada, ¿eh? No estuvo mal al final, pero era tal la pereza que tenía encima que sólo de acordarme… ¡uff! Y el resto del día me lo pasé limpiando que, a riesgo de parecer un poco rara, me sirvió de terapia. Me sentí taaan bien al verlo todo tan ordenadito, tan limpio… Decidme que a algun@ más os pasa… y que no estoy loca de atar. Este fin de semana he decidido cambiar de táctica y encontrar una manera distinta de organizar la casa, que desde que nació MNB parece de todo menos acogedora… Y me imagino que de aquí en adelante peor aún. O sea que o me organizo, o me organizo.

Se aceptan sugerencias, que muchas de vosotras ya habréis pasado por esto… tenéis niños, trabajáis, publicáis cuatro o cinco veces a la semana… Decidme vuestro secreto, aunque sea por privado, ¡por favor! ¡Gracias!

Y ya el domingo, por último, me lo pasé entre etiquetas, selectores, valores y propiedades. O sea, enfrascada en un curso de html5 y css3 que me he apuntado y que me está ayudando mucho con el nuevo diseño del blog. Eso sí, cuando anoche me llegó un correo diciéndome que el domingo a las 23.59 acababa el plazo para entregar el módulo 2 casi me da algo. Porque aquí la amiga, que antes llevaba todo al día y era súper mega organizada con sus entregas, ni siquiera lo había empezado. Así que el domingo se ha pasado volando, del pc a la manta de juegos, al cambiador y a la bañera. ¡Ah! Y también a la cocina, que como cada domingo cenamos una tortilla de patatas casera rica, rica… Pero esta vez fue especial… ¡¡tenía sus pimientos fritos y todo!! ¡Qué manjar! Después de un fin de semana con tantas cosas por hacer… ¡me supo a gloria! ¿Cómo no iba a ser mi foto finde?

¿Y vuestro fin de semana? Por favor, no os olvidéis de contarme vuestros trucos de organización en los comentarios 🙂

Un abrazo

11 comentarios en “Una tortilla para recuperar fuerzas

  1. Menudo finde, y qué put*** lo de hacer el trabajo a prisa y corriendo. Por aquí pasa un poco como por tu casa, así que si te chivan algún truco ya sabes ¡cuenta cuenta! Oye y qué curioso que el mejor momento de mi finde también fue limpiando jejeje
    Un beso guapa

  2. Finde ajetreado eh?.
    Si te cuentan algo interesante sobre como sacar tiempo, cuenta, porque aquí la menda no lo saca de ningún lado, todavía no le he podido meter mano a un curso de lactancia materna que tengo… Besos

Deja un comentario