¡Un monumento para las familias monoparentales!

familias-monoparentalesPerdonad si este post os resulta atípico, o si me queda un poco más corto de lo normal, pero me siento en la obligación moral de rendir un pequeño homenaje a las familias monoparentales. ¿Cómo lo hacen?

Seis días, con sus respectivas noches, hemos estado solitos Miniñobonito y yo. Tiempo suficiente para darme cuenta de lo difícil que se vuelven hechos tan cotidianos como darse una ducha cada día o poner una lavadora si tienes que meter la ropa en la secadora justo después y, nada más pitar, doblarla y guardarla. De mantener las rutinas de orden en casa de las que os he hablado en otros posts, mejor ni hablamos.

Nosotros, sabiendo que era una cuestión temporal, lo hemos disfrutado al máximo. ¿Qué más dan esas cosas? Sabíamos que era una situación especial y así la hemos vivido: estando pegaitos, pegaitos todo el tiempo, sin importar lo demás. Y tirando mucho de abuelas, yendo a sus casas a comer, a ducharnos y, en definitiva, a sentirnos acompañados.

Pero, ¿qué pasa cuando esta situación no es temporal? ¿Cuando un padre o una madre tienen que criar solos a sus hijos? ¿Y cuando uno de la familia (generalmente el hombre) llega cuando los niños ya están acostados? ¿O cuando no tienes a la familia cerca para que te eche una mano o, simplemente, para compartir tiempo con ellos?

Esta semana me he dado cuenta de que soy una persona muy afortunada, con un marido al que se le cae la baba jugando con su hijo y una familia (la suya y la mía) en la misma ciudad. También me he dado cuenta de que casi nadie reconoce el papel de esas otras familias un poco distintas, en las que criar depende casi exclusivamente de una persona.

¡Desde aquí quiero mostraros toda mi admiración! ¡Tenéis mucho mérito!

¿Y vosotr@s? ¿Conocéis a alguien en esta situación? ¿Tal vez vosotr@s mism@s? ¿Cómo os organizáis o se organizan?

Un abrazo

8 comentarios en “¡Un monumento para las familias monoparentales!

    • Pues seguro que hay gente en esa situación y que tiene a la familia lejos… Y seguro que salen adelante, pero lo que digo en el post… que tiene muchísimo mérito y que está muy bien reconocérselo de vez en cuando, ¿no? Un abrazo

  1. Uffff la de veces que he pensado esto que dices!!. UPMF solo se ha ausentado dos noches seguidas y lo que tu dices, al ser la novedad, hasta lo disfrutamos, pero me da que pensar en el valor de todas esas personas que están solas.

    Toda mi admiración.

    • Pues sí, porque la verdad es que cuando es una cosa puntual te vuelcas y nada de lo demás importa, pero si es de continuo… hay más obligaciones que no puedes desatender… Lo que tú dices… ¡toda la admiración del mundo! Un abrazo

  2. pues mira yo me encuentro un poco en esa situación. Marido es autónomo, tiene negocio propio, y entre semana no puedo contar mucho con él. Llega que son las 9 de la noche y aunque los niños están despiertos, le queda el tiempo justo para jugar un poco con ellos. El fin de semana sí que está, pero todo el peso gordo de los niños y la casa lo sigo llevando yo. La verdad es que es cansado, pero te acostumbras y te lo acabas combinando bien para llegar a todo. Qué remedio jeje

    • ¡¡Pues tienes mucho mérito!! Y todos lo deberíamos reconocer más a menudo. Porque es verdad que todo el mundo puede hacer todo, pero… eso no significa que no tenga un gran valor!! Un abrazo

  3. Como dicen siempre, “a la fuerza ahorcan”. Yo era como tú… con mucha ayuda familiar que hizo muuuy fácil -ahora me doy cuenta- el tener a mis niños. Hasta hace dos años que decidimos mudarnos y, de golpe, ya no había abuelos “para nada”. Además, con lo independiente que soy yo… al principio me costó mucho no tener “ayuda”, ni guardería para el pequeño. Pero poco a poco te vas acostumbrando, haces tus rutinas y, aunque echas en falta el calor y cariño que dan los abuelos, lo cierto es que lo haces todo a tu antojo. He aprendido a estar con mis hijos, a jugar con ellos, a aburrirme con ellos o, simplemente, a pasar el rato con ellos.

    Lo que también he aprendido es que todos somos capaces de todo. Sólo hay que ponerse a vivir las circunstancias. A mi ahora me parece increíble como se organizan amigas mías que viven solas aquí con sus hijos, también pequeños, y trabajando a jornada completa. ¡¡Y lo hacen!! Y lo hacen fenomenal. Es cierto que sacrifican cosas, pero son felices y sus niños también. La familia ideal no existe, pero sí la que hace felices a sus miembros, y para eso, da igual que tengas a toda la tribu alrededor o que sólo estén ellos; depende sólo de nosotros.

    • Yo la verdad es que todavía no he dejado a A con los abuelos más que un rato para ir a hacer algo que tenía que hacer. Pero vamos muchas veces a comer, a estar con ellos… Por suerte, por el trabajo de EPDLC y por estar yo en paro no hemos requerido mucha ayuda, pero su apoyo moral es fundamental. También saber que están ahí si es necesario. Criar solo tiene que ser duro porque las dudas se deben multiplicar. Y en el extranjero ni te cuento. Pero bueno es lo que dices… todos somos capaces de todo! Aunque una palmadita en la espalda de vez en cuando viene bien!! Un abrazo

Deja un comentario