Un finde genial y accidentado

sushi

Ya sé que voy con retraso… ¿dónde se ha visto un repaso al fin de semana el martes? Pero es que ayer fui incapaz de terminar este post… ¡y mira que estaba medio escrito! Pero… el domingo por la noche tomé algo en mal estado, creo que un maldito yogurt, y pasé un lunes de aupa. Sin entrar en detalles, que tenemos confianza pero no es plan de sobrepasarla, me quedé tan floja, tan floja que era incapaz de sujetar a MNB sin que me entraran unos sudores fríos y unos temblores… Menos mal que mi santa madre me hizo el favor de venirse a casa para cuidar a Adrián cuidarnos a los dos y, aprovechando la coyuntura, en un momento de tranquilidad hice mutis por el foro y me eché una siestecita de esas que hacen Historia. ¡Sin patadas, ni puñetazos y con la cama para mí sola! Vamos, que si tuviera que poner una #fotofinde ahora mismo, a pesar de haber estado hecha un cromo, ése sería EL MOMENTO sin duda ninguna.

Pero bueno, a lo que iba… ¡el fin de semana! Para nosotros fue largo porque EPDLC no trabajó el viernes, así que aproveché para liarle y que se viniera conmigo a la presentación de La aventura de ser madre y se quedara con MNB mientras duraba la visita. Ya os he contado en este post en qué consiste la iniciativa, pero dejadme que os repita que fue súper especial volver a las ruedas de prensa, las presentaciones, los eventos… ¡Pues no me gustan a mí esos saraos, ni nada! Además, conocí a gente muy maja y, la verdad, me gustó mucho la experiencia. ¡A la próxima me vuelvo a apuntar! Eso sí, a ver si con el nuevo diseño del blog me curro unas tarjetitas de visita que allí todas iban la mar de preparadas y yo… ¡pues de pringui total! Anda que no me queda por aprender en esto del mundo bloguero…

Después, nos fuimos a comer para que se notara que era un día especial (bueno, en realidad fue porque no me apetecía cocinar ni una mijita y él entre fogones no se maneja muy bien) y a ayudar a mi madre a cargar cajas de aquí para allá, que está la pobre en plena mudanza y todas las manos son pocas. El sábado más de lo mismo, aunque por la noche nos dimos un homenaje con la excusa de San Valentín y encargamos sushi a domicilio. El pequeñín se portó porque, aunque nos tocó cenar a las once porque no se dormía ni a la de tres, después no dijo ni mú y pudimos saborear tranquilamente el sashimi de atún y de salmón, el maki, el sushi, los california rolls… ¡Qué rico estaba todo, por Dios!

El domingo volvimos a las cajas y también aprovechamos para limpiar la casa. ¡Planazo! Pero es que era lo que tocaba… Y, por la noche, yogurtazo y a morir. ¡Qué dolor de tripa! Me río yo de las contracciones… En fin, que a partir de ahora revisaré con sumo cuidado los yogures y todos los lácteos porque este se quedó escondido entre los recién comprados y me hizo todo el lío. Pero… ¡una y no más!

Por cierto, como veis, por aquí tampoco se pasó Grey, ni sus sombras, ni ná de ná. Y viendo las críticas que habéis hecho algunas creo que no se pasará nunca…

¿Y vuestro fin de semana? ¿Qué tal ha ido, digo fue?

Un abrazo

6 comentarios en “Un finde genial y accidentado

  1. Mmm sushi con lo que me gusta, eso de escaparse a los saraos blogueros mola un montón. Y más el buscar una excusa estupenda para salir de casa, comer fuera y aprovechar tiempo en pareja. Un besazo y buena semana.

    • Ay pues también lo pensé pero es que el domingo estuve estupendamente y EPDLC comió lo mismo que yo y… tan pancho!!!! Y luego vi que el yogurt estaba caducado de casi un mes (no sé cómo seguía en la nevera, sinceramente…) y dije… ¡esto va a ser! Pero bueno sea lo que sea… ¡ya pasó! Y de la cabecera… no comments!! jaja ¿Y la tuya? ¿Ya se ha acostumbrado UBMF a la nueva rutina y ha vuelto a sus siestas? Un beso fuerte!!!

Deja un comentario