Tortitas de avena sin leche y sin huevo

Hoy os traigo una receta que me habéis pedido mucho por Instagram. Y que se ha convertido en una tradición de los viernes en casa: las tortitas de avena sin leche y sin huevo.

Estas tortitas, si se hacen con copos de avena ecológicos, también son aptas para celíacos, alérgicos a los frutos secos y alérgicos a la mostaza.

Además, llevan muy poco azúcar, así que podéis incluirla en la lista de desayunos y meriendas saludables para alérgicos y celíacos.

Tortitas de avena para alérgicos al huevo y a la leche, una receta fácil, rápida y saludable

Foto de los ingredientes necesarios para hacer tortitas sin leche y sin huevo

¿Qué necesitamos para preparar tortitas para alérgicos?

Como os digo, en casa las tortitas de avena se han convertido un must, así que las hago más bien a ojo porque ya sé la textura que debe tener la mezcla para conseguir unas tortitas perfectas.

No obstante, para facilitaros la vida he medido las cantidades las últimas dos veces que las he hecho y aquí tenéis la lista con los ingredientes exactos:

  • 250 g de harina de avena, que puedes comprar directamente o hacer en casa moliendo los copos de avena. Si alguien en casa es celíaco o tiene otras alergias, aseguraos bien de que no contengan trazas de otros cereales con gluten, frutos secos, etc.
  • 200 ml de bebida vegetal (soja, avena, almendras)
  • 1 plátano muy maduro (opcional, si tu hijo es alérgico al plátano no lo añadas. Si ves que la masa queda demasiado líquida añade una cucharadita más de harina)
  • 1 cucharada de cacao puro en polvo sin azúcar Valor (opcional) 
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 2 cucharadas de sirope de ágave o miel (opcional, yo no suelo echarlas y mis hijos las devoran igualmente)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1/2 cucharadita de sal

¿Cómo se hacen las tortitas sin leche y sin huevo?

  1. Mezcla todos los ingredientes en el vaso de la batidora durante unos minutos hasta que quede todo integrado. La masa no debe quedar espesa, pero tampoco muy líquida.
  2. Pon a calentar una sartén ANTIADHERENTE (muy importante) con una gota de aceite y extiéndela con un papel de cocina por toda la superficie de la sartén.
  3. Con un cacito o una cuchara grande, verte parte de la mezcla en la sartén muy caliente hasta que tenga el tamaño deseado.
  4. Sabrás que la tortita de avena está lista para darle la vuelta cuando veas que los bordes están más hechos, empiecen a hacerse agijeritos en el centro y te sea sencillo darle la vuelta con una espátula.
  5. Puedes servirlas solas, con sirope de ágave o mermelada.

Trucos para conseguir unas tortitas de avena perfectas

Si las vais a comer a menudo, os recomiendo hacer vuestra propia harina de avena casera en grandes cantidades. Solo tenéis que comprar un paquete de copos de avena aptos para celíacos y molerlos con un robot de cocina o una picadora.

Sed constantes. Las primeras veces cuesta un poquito que te salgan bonitas, pero poco a poco sabréis cómo tiene que quedar la masa para que queden perfectas.

Y si siguen sin saliros después de un par de veces y sois tortitadictos… ¡Haced como yo y comprad este aparatejo tan majo, que te ahorra mucho trabajo y tiempo haciendo este tipo de tortitas!

También hay otras opciones interesantes que yo no he probado, pero que tienen buena pinta (y son mucho más económicas)

 

Posts relacionados:

Si te interesa este post, quizá también te interesen:

Deja un comentario