A veces te cebaría… otras en cambio te quiero comer

Sí, sí, habéis leído bien. Lo planeo cada noche, entre el cuarto y el quinto despertar, con la oscuridad como telón de fondo y el chup, chup de banda sonora. Los riñones al aire (como diría mi abuela), la vena de la frente a punto de reventar y una postura que me río yo de la Nadia Comaneci me agudizan …

Leer másA veces te cebaría… otras en cambio te quiero comer