¡Seis meses juntos!

Hoy no es un lunes cualquiera: MNB cumple seis meses. ¡Seis meses ya! ¡Medio año! O sea, que la crónica del fin de semana tendrá que esperar porque hoy, señoras y señores, tengo licencia para babear y moñear todo lo moñeable. Luego no digáis que no os avisé, que hasta he hecho una imagen para advertir del grado de orgullo maternal del que voy a hacer gala.

orgullo-de-madreAdrián es… maravilloso y, quitando en el tema del sueño, en estos seis meses nos lo ha puesto muy, muy fácil. Podría estar hablando horas y horas de lo cariñoso, curioso, risueño, guapo y simpático que es, pero por aquello de no resultar demasiado cansina me he propuesto centrarme en destacar las diez que más me gustan de él y de la relación que en este medio año hemos ido forjando los dos. ¡Una selección muy difícil porque, como os imaginaréis, de mi ojazos me encanta todo!

1. La sonrisa que se te dibuja en la cara cada vez que te miro. No importa si llevamos juntos toda la mañana o si vuelves de dar un paseo con papá, siempre tienes una sonrisa gigante guardada para mí.

2. La alegría que desprendes. No importa lo mal que hayamos dormido, ni si hemos tenido cualquier problema, tú siempre estás contento, así que nosotros también.

3. La manera en la que coges de la mano papá. A papá le encantan tus manitas y ver cómo se le ilumina la cara cada vez que coges su dedo… ¡no tiene precio!

4. La mirada tan profunda que tienes y que no pasa desapercibida para nadie. Te llamamos ojazos porque tus ojos son descomunalmente grandes, tanto que tu primo M dice que pareces un dibujo animado. Pero es que, además de grandes, los tienes bonitos, llenos de vida. Son de papá.

5. La carita de asombro que se te pone cada vez que descubres algo nuevo. Da igual si es una planta, un juguete o un papel; tienes una capacidad para sorprenderte que ojalá te dure mucho, mucho tiempo.

6. La manera en la que te acurrucas en mi hombro cuando quieres dormir. Desde hace unas semanas, papá es el dormidor oficial de la familia, pero en muchas de las siestas te sigues durmiendo conmigo. Hay días en los que se produce un momento mágico que lleva pasando desde que naciste. Y es que a veces, cuando estás relajado y quieres dormir, te recuestas sobre mi hombro y, sin quitarme los ojos de encima mientras yo acaricio tu carita y te hablo bajito, vas cayendo.

7.Los besos que me das. Yo te como a besos constantemente y, pobrecito mío, tú aguantas sin rechistar. Pero tú también, a veces, te avalanchas sobre mi mejilla y me comes a besos. Y yo, qué voy a hacer, me derrito.

8. Cómo miras la comida. Me encanta cómo te fijas en todo lo que nos llevamos a la boca, el interés que tienes por cogerlo, tocarlo y, a juzgar por cómo abres tu boca, probarlo.

9. La cara de pillo que se te pone cuando jugamos a Superman o te lanzamos por los aires. Para comerte.

10. Lo rápido que aprendes. Parece mentira que hace unos meses no pudieras ni siquiera vernos con claridad y ahora… ¡ay ahora! Ahora cada día nos sorprendes con algo nuevo.

Muchas gracias, mi vida, por estos seis meses. A pesar de que ha habido momentos duros, sin duda han sido los mejores de mi vida.

Te quiero y te requiero.

10 comentarios en “¡Seis meses juntos!

Deja un comentario