Imanes personalizados para el Día de la Madre

dav¡Hola, hola! ¿Qué tal habéis empezado la semana? Por aquí, a pesar de ser lunes y haber pasado una noche horribilis, estoy con muchas ganas de compartir con vosotr@s un regalín que me han hecho y que puede ser una magnífica opción para el Día de la Madre, que por si hay algún despistado por ahí… ¡es el próximo domingo! Pero que no cunda el pánico… ¡aún hay tiempo!

Hace una semanas contactaron conmigo desde Imprify, a los que ya conocía porque el año pasado colaboré con ellos para daros a conocer un álbum de fotos que cada vez que lo miro… ¡me trae unos recuerdos! Con esas fotos tan bonitas y esos mensajes que puedes incluir en cada página… ¡se me cae la baba con mi bebé! En esta ocasión, sin embargo, me decanté por otro de sus productos al que ya le había echado el ojo hace unos meses: unos imanes personalizados para la nevera que no sabéis el juego que están dando en casa.

La verdad es que me parece una idea genial poder tener tus fotos favoritas pegadas en el frigorífico porque, a diferencia de los álbumes o de las carpetas del ordenador, ¡las ves todos los días! Yo estoy encantada con ellos y Adrián también. Le hace mucha gracia tenernos a toda la familia repartida por la nevera y le ha cogido el gusto a pegarlos y despegarlos minuto sí, minuto también. ¡Y siguen funcionando! En fin, que ha sido todo un acierto y, como siempre pasa con Imprify, muy, muy fácil. Apto para todo tipo de tecnolerdos.

Os cuento un poco lo que tenéis que hacer para conseguirlos: podéis descargar la app en Google Play o en la App Store en función de vuestro dispositivo y, después, seguir unos pasos sencillísimos. Primero hay que elegir el tamaño de los imanes, que pueden ser de 7×7 cm (14 imanes) o de 9×9 cm (10 imanes). Después, elegir las fotos directamente desde el móvil. Es importante que tengáis en cuenta la calidad de las mismas para que no salgan pixeladas, aunque como ya os conté la otra vez… hay un truco. Si quieres utilizar las fotos de tu cámara, normalmente con más calidad que las del móvil, puedes guardarlas en Dropbox y acceder con ellas desde la app de Imprify. Así de fácil.

Una vez seleccionadas las imágenes, te muestra una vista previa de las mismas para que puedas recortarlas o ajustarlas individualmente. Cuando estén a tu gusto, toca rellenar tus datos, con la dirección donde quieres que te lo envíen y el precio a pagar. ¡OJO! Si queires ahorrarte un dinerillo, en este paso deberás introducir este código AE6E29, con el que pagarás un 20% menos. ¡Está activo hasta el 14 de mayo!

Y en muy poquitos días… ¡a disfrutar! No me digáis que no es fácil y no es un regalo resultón para las mamás.

RECUERDA: consigue un 20% de descuento con el código AE6E29.

Deja un comentario