¡Hemos vuelto y venimos con sorpresa!

segundo-embarazoHemos vuelto y, como ya avisé en Facebook, lo vamos a hacer a lo grande, con una sorpresa de esas que no merece la pena esconder más: ¡¡estamos embarazados!! Sí, ¡otra vez! Adrián va a tener una hermanita, o eso es lo que nos dijeron en el Hospital en la ecografía de las 12 semanas. Aunque como conozco varios casos de equivocación manifiesta (véase el reciente caso de mi compi bloguera Idoia, de Y además mamá), yo todavía como que prefiero hablar del bebé, del bollito, de lahermanitaoelhermanitooloquesea así todo junto… hasta disipar cualquier duda. En fin, que ya está, que por fin lo puedo gritar a los cuatro vientos: ¡¡¡vamos a ser una familia de cuatro!!! Nos sumamos al babyboom de la madresfera que he ido siguiendo estos meses, mordiéndome la lengua y casi sin dar la enhorabuena a los progenitores por miedo a no contenerme y soltar la bomba antes de tiempo.

Aunque iré profundizando en distintos posts sobre el asunto, ahora mismo estoy de 15 semanas, o sea que salgo de cuentas a mediados de noviembre, y el embarazo está siendo totalmente distinto al de Adrián. Tanto a nivel físico como a nivel psicológico. Los síntomas durante los primeros meses fueron, para qué adornarlo con eufemismos, horribles. Descubrí lo que eran las NÁUSEAS así en mayúsculas y no las pequeñas molestias intestinales que tuve cuando llevaba dentro a mi niño bonito. Me pilló recién estrenada como autónoma, con un pico de trabajo de esos de no parar y en plena racha de despertares nocturnos, lo que complicó todo un poquito más y me hizo pensar en demasiadas ocasiones: ¿en qué berenjenal te has metido, Sara?

La pregunta todavía resuena en mis oídos una media de dos o tres veces al día, pero a veces se oye como más lejana. En parte tengo que darle las gracias al Cariban, esas pastillas que me han salvado la vida, y también a mi tripa, que va creciendo poco a poco y haciéndome asumir que muy pronto seré mamá otra vez y que a mi pequeño le quedan dos telediarios para convertirse en hermano mayor. Porque la percepción del tiempo también me ha cambiado. Con Adrián era como… madre mía todavía quedan cinco meses y medio de embarazo. Con el nuevo bebé es… ¡¡¡madre mía que SÓLO me quedan cinco meses y medio de embarazo!!! ¡Con todo lo que tengo que hacer, con todo lo que tengo que prever, con todo lo que tengo que organizar! Y ese es mi día a día. Con más agobios de los recomendamos y un embarazo mucho menos consciente, pero con ilusión y ganas de ser uno más en la familia.

Un abrazo

15 comentarios en “¡Hemos vuelto y venimos con sorpresa!

    • Sorpresón, sorpresón 😉 Desde luego el embarazo está siendo totalmente distinto… pero he de reconocer que a peor… ayyy qué malas son las náuseas madre… Ya te contaré si es una niña o no, pero ya sabes que yo confío mucho en tu intución, así que… Un beso muy fuerte y ánimo guapa!!

    • Gracias!! Enhorabuena a ti también 🙂 Y de nada por la mención, gracias a ti por contarnos que esas cosas pasan 😉 Ya te diré si yo sigo viendo la vida en rosa o se me vuelve azul. Muaa

  1. ¡Notición! ¿sales de cuentas cuando nació mi bichilla! ¡Muchas felicidades! Nosotros un año de estos (no sabemos cuándo) nos decidiremos a dar el paso. ya nos contarás si esos síntomas remiten o no. Y si la niña se confirma o no.

    • ¡Pues sí! Para el 16 de noviembre, concretamente… aunque ya se sabe que una cosa es lo previsto y otra cosa la realidad… que o nacen cuando quieren o cuando les obligan (porfavoooor que esta vez sea cuando quiera). Ya os contaré ya… aunque me da que los síntomas… estar siguen estando porque como se me olvide la pastillita… mal asunto. Pero bueno no me puedo quejar eh? Que las primeras semanas era como horrible, horrible, horrible!! Bss

Deja un comentario