Hace un año… ¡dos rayitas!

¡Hoy, hace justo un año, descubrí que estaba embarazada! En la primera entrada del blog os conté con pelos y señales cómo viví aquel momento y la cantidad de sentimientos que se me vinieron encima ese mismo día. Después, durante los nueve meses, hubo de todo… esa misma euforia, las ganas de saltar… pero también los miedos y los malditos “y si…” que me acompañan cada vez que me embarco en una nueva aventura. ¡Ni os cuento en el embarazo y en lo que llevo de maternidad!

El caso es que EPDL (por entonces futuro papá) y yo queríamos esperar unos meses antes de comunicar la noticia, pero con nuestras familias y las Navidades a la vuelta de la esquina no pudimos cumplir nuestro propósito. La culpa la tengo yo… que me gusta mucho el jamón, la carne poco hecha, el salmón ahumado, los boquerones en vinagre, el queso de todo tipo… Como que no iba a colar eso de que en la comida de Navidad no probara muchos entrantes y luego dijera que me pusieran el solomillo como una zapatilla… O que en plena Nochevieja me llevara mis uvas escondidas para lavarlas con amukina… ¡En fin, que a la familia más cercana se lo dijimos cuando estábamos de na y menos!

¿Y cómo se lo dijimos? Pues malamente. Bueno, malamente tampoco, pero sin gracia ninguna. Que vas a ser abuelaaa, o que estamos embarazados o, como mucho, en un alarde de creatividad: la Navidad que viene seremos tres, si todo va bien, claro. Vamos, una chapuza total. Para que no os pase como a nosotros y después de un año penséis… joe, me lo podía haber currado un poquito más… he seleccionado unas fotos con maneras originales de anunciar un embarazo.

embarazo

Y para el segundo embarazo (por si nos animanos en un futuro muy, muy lejano…) me ha encantado ésta:

embarazo5

Y vosotras, ¿cómo anunciasteis la buena nueva? ¿Y cómo reaccionó la gente? Porque eso daría para otro post… o unos cuántos… cuántas veces tuve que escuchar: “¡Tíaa, qué fuerte! ¡Mamá! Qué fuerte” Hasta las narices y más allá acabé de la frasecita… Pero venga, que me enrollo, ¡contadme vuestras experiencias!

*Las fotos están sacadas de Pinterest.

14 comentarios en “Hace un año… ¡dos rayitas!

  1. ¡Yo me enteré el 28 de diciembre de hace dos años! Recuerdo que llevaba días con náuseas y se lo comenté a mi madre que había venido a pasar las fiestas con nosotros. Hacía 6 meses que habíamos pasado por un embarazo ectópico y no quise hacerme ilusiones, pero una mañana me levanté muy mareada y me decidí a hacerme la prueba…¡positivazo! Guardamos el secreto hasta que pasaron los 3 meses, solo lo sabía mi madre, mi mejor amiga y mi cuñado que fueron nuestros cómplices. Ainch que recuerdos tan bonitos, lo anunciamos con la primera eco :). Un besazo.

    • ¡Eso queríamos hacer nosotros! Un par de cómplices y esperar, pero… entre que somos un poco bocazas y que las comidas navideñas precipitaron todo… ¡no nos aguantamos nada de tiempo! La verdad es que sí, qué recuerdos… y todo lo que ha pasado desde entonces… ¡ains! Un beso guapa 😉

  2. Yo llevé a mis sobrinos y mi marido frente al mar y le pedí a mi amiga (madre de los peques ). Que les explicara por qué estaba tan rara esos días mostrando el predictor. Mi marido y mi amiga saltaron de alegría y los niños no supieron q pasaba hasta después de la locura de abrazos y besos.
    A la familia de mi marido con unas notitas tomando un café sin que se lo esperaran…
    A mi padre y mi madrastra que viven fuera les envié la ecografía y los llamé al tiempo q abrían el email
    Y a mi madre en el sofá de su casa para que no se cayera al suelo. Jejeje
    Y a mis amigos mas cercanos en una cena sin que se lo esperaran en el postre.
    Súper emocionante esos momentos

  3. Pues qué te voy a contar… qué nos pasó un poco lo mismo!!! Con Alejandro lo anunciamos en sendas comidas familiares y tampoco tardamos nada en decirlo. Primero, porque soy una bocazas, y segundo, porque si algo iba mal… Al final se iban a enterar igual. Como la experiencia nos demostró finalmente unos años después, porque entre Alejandro y Juan, tuvimos un aborto y ahí sí que anunciar el test positivo fue un auténtico desastre… “Mamá, ¿podéis quedaros con Alejandro esta tarde? Es que… bueno que estoy embaraza y he empezado a manchar”. Así, todo de una. Por eso, cuando me quedé embarazada de Juan tarde mucho en hacerme la prueba, para lo que soy yo, y un poco más en anunciarlo… No sé, me imagino que por miedo a repetir experiencia. Y ahí recuerdo que aprovechando que en la tele salía una noticia sobre genética Álex sóltó en mi casa: “Pues hablando de genética, que nosotros nos hemos unido al carro…”. A sus padres, ya ni me acuerdo cómo se lo anunciamos. La pena de ser el segundo. Eso sí, recuerdo perfectamente que a Alejandro le dijimos que pronto tendría un hermanito y, la verdad, desde el principio se alegró un montón. Le hablaba a mi barriga, me preguntaba por el niño, me ponía la mano para notarlo, le abrazaba… Quizá por eso ahora por eso se lleven tan bien y sean tan cómplices, tan hermanos.

    • Ay Mariu… ¡qué importante lo de la complicidad entre hermanos! ¡Y qué ganas que tengo de veros a los cuatro! No me extraña que con Juan tardaras un poquito más, siempre dará más cosa… ¿¿¿Cuándo vas a retomar tu blog??? ¡Venga, que se te echa de menos! Un abrazo fuertee

Deja un comentario