En busca del rinconcito perfecto

Dos despachos de color blanco y madera.Vuelve a ser domingo, pero esta semana no tengo que daros una noticia tan importante como la pasada. Sólo recordaros que, desde hace un par de días, ya está activa la página Sobre mí, en la que podéis conocerme un poquito mejor. A ver si acompaño el texto con un dibujín de estos míos, que estoy lanzada en esto de hacer monigotes y colorearlos con Photoshop.

La cita dominguera de hoy, ¿para qué, entonces? Pues para daros la tabarra hablaros de otros cambios que rondan mi cabeza y que no tienen que ver con el blog. O si, según se mire. Os cuento: si me seguís a menudo sabréis que últimamente publico con mucho más frecuencia que antes y estoy algo más presente en redes sociales. Esto se traduce en más madrugones horas dedicadas a Dos Rayitas y un dolor de cuello que no veas.

Mi tenderete, formado básicamente por un portátil, un ratón (sin él no me apaño para editar fotos con Photoshop) y una agenda de Mr Wonderful, lo tengo montado en la mesa del comedor. Sí, la mesa en la que, comemos (mueve tenderete) y cenamos (vuélvelo a mover); y en la que hay cuatro sillas preciosísimas y comodísimas para un rato, pero no para ‘trabajar’ a menudo.

Así que entre los dolores y que me he vuelto un poco obsesa con esto del orden, la audiencia ha decidido que debo reclamar mi espacio en el despacho de mi casa. Porque sí, tenemos un despacho majísimo, pero EPDLC y el tendedero portátil lo tienen okupao (con k de kilo). Sin llegar a desahuciar a nadie, las tres partes hemos llegado a un acuerdo y vamos a redistribuir los muebles y comprar una mesita nueva (con su silla y sus estanterías) para que todos estemos contentos. Parece que el acuerdo está cerrado, pero me da en la nariz que muy pronto se reanudarán las negociaciones para cambiar los cuadros y la alfombra. A ver… cuestión necesaria para mantener la estética nórdica que quiero imponer, digo, implementar.

Y así andamos, aprovechando cada minuto libre para abrir Pinterest y enamorarme perdidamente de los despachos que tiene la gente en sus casas y que yo compraría si vendieran en ‘packs por superficie’ para poner en mi rinconcito, donde también quiero tener a mano mi máquina de coser, mis retales, mis lanas… Para que quepa todo necesito reorganizar muchas cosas y tirar/donar unas cuantas más, entre ellas libros, que siempre me da una pena… Pero digo yo que en tres estanterías Billy a reventar habrá alguno que no merezca la pena guardar, ¿no? Eso espero.

Por aquí os dejo algunas de las ideas que más me han gustado y que he encontrado en Pinterest. Algunas más viables que otras, ¡claro!
Dos ideas para crear un espacio de costura en casa. espacio-trabajo-2 espacio-trabajo-3 espacio-trabajo-4¿Vosotros tenéis vuestro rinconcito perfecto para escribir, coser, leer, desconectar o lo que se tercie?

Un abrazo

5 comentarios en “En busca del rinconcito perfecto

  1. Pues tu despacho es mejor que el mío!!! yo normalmente escribo tirada en el sofá con el portátil y solo me siento a la mesa con una silla para dibujar o hacer el tecnomamablogger que necesita máxima concentración jajajaja

    Estaba pensando también organizarme mejor de cara al buen tiempo e incluir mi máquina de coser…ya veremos!!!

    • Jaja, pues anda que no nos ayudas con el tecnomamablogger!! Uff, yo tirada en el sofá no podría, igual me caía dormida, jaja. Pues nada, si te animas cuéntanoslo, que seguro que tienes ya ideas en la cabeza!!! Bss

  2. Creo que la opción de tener un espacio cómodo y confortable para dedicarle tiempo al blog es imprescindible y las imágenes de inspiración son ideales. Espero que se haga pronto realidad y tengas un rinconcito estupendo donde el dolor de cuello sea más llevadero. Un abrazo!

    • Sí, ¿verdad? Yo creo que es lo más adecuado porque si no entre la televisión de fondo si la está viendo EPDLC, A llamando mi atención con ruiditos… ¡no puede ser! A ver si pronto encuentro lo que busco! Un beso y gracias por comentar 😉

Deja un comentario