¿Cortar el pelo a los niños: en casa o en la peluquería? ¡Mi experiencia!

No sé si estaréis de acuerdo conmigo, pero cortar el pelo a un bebé puede ser, prácticamente, la muerte. Por eso, quizá la pregunta de mi titular esté incompleta, creo que le falta la alternativa más interesante de todas: ¿cortar el pelo a los niños en casa o en la peluquería? ¿O directamente no cortárselo jamás?

Pues, mira, yo reconozco que en ocasiones me planteé seriamente dejar a la naturaleza cumplir con su papel. Lo que pasa es que mis hijos no fueron esos típicos bebés con poco pelo, con pelusilla… no: nacieron con una melena muy abundante que… al poco tiempo se empezó a caer.

Más allá de lo agobiante que resulta encontrar tanto pelo en la funda de la almohada (sobre todo si eres primeriza), llega un día en el que te dices: de hoy no pasa. Pero entonces te preguntas: ¿cuándo se debe cortar el pelo a un bebé?

¿Cuándo se debe cortar el pelo a un bebé por primera vez?

Así, entre tú y yo, el primer corte de pelo del bebé, como el segundo o el tercero, lo puedes llevar a cabo cuando más te apetezca. Hay personas que deciden hacerlo a los pocos días de que nazca, con la esperanza de que así le crecerá más fuerte, otros que, como yo, lo hacen cuando van apareciendo las primeras calvas, y otros que no se lo cortan hasta que no tienen más edad.

De verdad, haz lo que mejor te parezca. Es cierto que cada vez hay más profesionales que alzan la voz para decir que el pelo no crece más fuerte porque lo cortes, así que mi consejo es que cortes el pelo a tu bebé o a tu niño cuando quieras. Pero pregúntate: ¿quiero cortar el pelo a los niños en casa o en la peluquería?

¿Cortar el pelo a los niños con máquina? ¿De verdad?

Eso sí, cuando decidas dar el paso y cortar el pelo a tu hijo, prepárate: no suele gustarles mucho la experiencia. En nuestro caso, perdón en nuestros casos, fue un verdadero horror. El primer corte de pelo de Adrián y de Leo fue en torno a los ocho o nueve meses, cuando sus melenas por delante y sus calvas por detrás eran… insalvables.

Las primeras veces, claro, probé yo a cortar el pelo a los niños en casa. Mi marido tiene la típica máquina cortapelos que es la opción menos arriesgada, puesto que el corte del niño resulta más o menos igual. Así que me hice con ella, coloqué al bebé en la trona, les puse la Tablet con los Cantajuegos (que me crucifiquen si quieren, pero se la di para entretenerle en ese momento, soy así) y enchufé la máquina. Ni siquiera me pregunté ¿cómo cortar el pelo a un bebé? Estaba claro, ¿no?

Bueno, pues… ¡No la pude ni acercar! Era escuchar el runrún de la máquinilla y ponerse a llorar como si no hubiera un mañana. Me pasó con los dos: con Adrián primero y con Leo después. ¡Es imposible cortar el pelo a un bebé con la máquina! Al menos en mi casa. Después de preguntar a otras madres que sí han conseguido cortar el pelo a los niños con máquina, me han confesado que compraron una ultrasilenciosa: esta.

Venga, va, Sara, relax… Las tijeras no suenan y total… solo tienes que cortar el pelo a un bebé de un año… Tan mal no va a quedar, ¿no? Eh… Sí, quedó fatal. Trasquilón que viene, trasquilón que va. Lloro constante y yo… a punto de hiperventilar.

INCISO: No os vengáis abajo, si seguís leyendo veréis cómo mejora la cosa con un poquito tiempo, además del paso a paso de un corte de pelo para niños.

Mirad si quedó fatal que al día siguiente me tuve que llevar al niño a que le cortaran el pelo en la peluquería, donde se sentó encima de mí y tampoco dejó de llorar. El peluquero hizo lo que buenamente pudo y me lo dejó con trasquilones también. Porque, seamos sinceros… ¿quién puede cortar el pelo a un bebé que no deja de moverse y de gritar?

¡Nadie! Por eso, mi recomendación es que, si podéis, retraséis el primer corte de pelo lo máximo que podáis. Porque no es lo mismo cortar el pelo a un bebé de un año que cortárselo a un niño de tres años.

¿Cómo cortar el pelo a un niño?

Hasta ahora os he contado mi experiencia cortando el pelo a un bebé. Pero, ¿qué hay de cortar el pelo a un niño en casa? En nuestro caso la experiencia ha sido mucho mejor: tanto cuando les voy a cortar el pelo en casa como cuando vamos a la peluquería.

Al final, cuando son más mayorcitos puedes explicarles qué vas a hacerles, enseñarles los aparatos que vas a utilizar, anticiparte y saber si es un buen momento o no para cortarle el pelo, etc.

De todos modos, yo cuando corto el pelo en casa a los niños suele ser en invierno, cuando quiero mantener el corte que tienen y simplemente perfilar flequillo, patillas, la parte de atrás… Luego, cuando se acerca el verano, les llevo a la peluquería para que se lo corten bastante más.

Aprovechando que ayer me metí en faena con Leo, os dejo con el paso a paso de cómo cortar el pelo a un niño en casa:

  1. Elige un momento adecuado para cortar el pelo en casa

Parece algo obvio, pero a veces los padres no nos damos cuenta de que los niños cooperan mucho mejor en unos momentos que en otros. Por eso, si quieres cortar el pelo a un niño de dos años, intenta hacerlo en esas horas en las que las rabietas no suelen salir a pasear.

Leo, por ejemplo, como tenga sueño o se acabe de levantar… mejor no probar cosas raras.

  1. Mantenle entretenido

La tele o la Tablet suele ser una buena herramienta para captar su atención en estos momentos en los que, para mí, lo más importante es que el niño esté entretenido. Si eres de cero pantallas, busca otra alternativa: cuentos, juguetes, alguien que le haga monerías enfrente…

  1. Explícale qué vas a hacerle

Y, si puedes, unos días antes o ese mismo día antes de entrar en materia… Enséñale todos los utensilios que vas a utilizar (a poder ser con emoción y diversión a raudales): el flusflús del agua, los peines, las tijeras, la maquinilla… ¡Todo!

  1. Moja toda la cabeza con un flusflús

Es recomendable que le pongas una capa o babero antes de cortar el pelo al niño porque así evitarás que le caigan pelos a la ropa y a su cuerpecito. Pero tampoco es imprescindible.

Por ejemplo Leo no es amigo de ponerse cosas encima, menos si se abrochan al cuello, así que… prefiero no usarlas y después meterle a duchar. Moja toda la cabeza: si le echas imaginación, le hará hasta gracia.

Si ves que ya con esto la cosa se tuerce… piensa que una retirada a tiempo muchas veces es una victoria.

  1. Empieza a cortar el pelo a los niños

Si no sabes cómo hacerlo, echa un vistazo al vídeo en el que una mamá muy apañada te explica paso a paso cómo cortar el pelo a un niño con tijeras. Me gusta mucho porque no hace filigranas: recorta lo básico… ¡y a correr!

Si prefieres usar la maquinilla (¡¡valiente!!), te dejo también un vídeo con el paso a paso:

En mi caso opté, como te digo, por cortar el pelo en casa, pero solo lo imprescindible:

  • Coletilla

Cómo cortar el pelo a un niño en casa: paso a paso

  • Patillas

Cortar el pelo a un niño de dos años en casa: antes y después

  • Flequillo (sé benevolente contigo mismo y si el flequillo es fundamental en el corte de pelo del niño… quizá sea mejor que se lo corte un profesional).

Cómo cortar el pelo a un bebé: el flequillo

 

  1. Báñale rápido, rápido…

  2. Respira y si no ha llorado… ¡haz una fiesta para celebrarlo!

Ideas de corte de pelo para niños 2019

Si te queda medio bien, te vendrás arriba y buscarás ideas de corte de pelo para niños en internet. ¡Lo harás, ya lo verás: esto de cortar el pelo a los niños engancha! Así que te dejo con algunos de los cortes de este 2019 que más nos gustan en casa por si buscas inspiración.

Verás que los primeros son cortes de niño de pelo largo y los segundos son más bien cortes de niño con pelo corto. Es que Adrián tiene el pelo ondulado y súper revoltoso, así que no me queda otra que cortárselo más cortito.

Ideas de corte de pelo niño 2019

¿Os ha resultado útil mi experiencia a la hora de cortar el pelo a los niños en casa? Si es así, por favor, ¡no os olvidéis de compartir!

Otros artículos relacionados:

2 comentarios en “¿Cortar el pelo a los niños: en casa o en la peluquería? ¡Mi experiencia!

Deja un comentario