3 técnicas para mejorar la comunicación con tus hijos pequeños

Hace un par de semanas tuve la gran suerte de poder acudir a un taller de Amalia Sacristán sobre cómo mejorar la comunicación con tus hijos y, la verdad, salí encantada. Ella es un amor, explica súper bien las cosas y, además, te da pautas muy concretas para tu día a día.

Se agradece mucho el carácter práctico de este tipo de talleres porque, a veces, cuando hablamos de comunicación afectiva y asertiva la teoría se entiende perfectamente, pero la práctica… ¡cuesta más! Amalia no solo nos ayudó a entender cómo funciona el cerebro de un niño, sino que nos puso a prueba con ejercicios que nos hicieron reflexionar muchísimo.

Cambiador bebé con todo lo necesario en FisioespecialistasPero, antes de contaros las 3 técnicas para mejorar la comunicación entre padres e hijos que aprendí aquel día, dejadme que os hable también del sitio en el que se celebró el taller: Fisio Especialistas. De verdad, os prometo que me encantó comprobar que hay lugares en los que las mujeres y los niños somos los grandes protagonistas. ¡Gracias!

Por supuesto también tienen cabida los hombres, pero entrar al baño y ver un cambiador perfectamente equipado, toallitas, compresas… ¡de todo lo que podamos necesitar! ¡Me sorprendió muchísimo!

Luego, al hablar con Sandra, lo entendí todo: fisioterapia para mujeres, yoga para embarazadas, consulta psicológica para superar el postparto o la reincorporación al trabajo, talleres para familias… ¡Qué maravilla, de verdad! Mi más sincera enhorabuena y mucha suerte en el camino.

Y ahora sí, que cuando veo boniteces a mi alrededor me lío: ¡vamos a aprender sobre los problemas de comunicación entre padres e hijos!

Mejorar la comunicación con tus hijos: empezar desde pequeños

¿Cómo sentar las bases de una buena comunicación entre padres e hijos?

Una de las primeras cosas que nos dijo Amalia nada más empezar fue que la comunicación con nuestros hijos comienza antes de que hayan nacido: cuando todavía están en el útero materno. Por eso, es importante que cuidemos las palabras y el tono que utilizamos con ellos desde el embarazo.

Todos sabemos que, si sentamos bien las bases cuando son pequeños, nos será más fácil solucionar los problemas de comunicación entre padres e hijos durante la adolescencia. Pero, claro, nos cuesta mucho gestionar sus emociones, dejarles hablar de ellas, escucharles…

Me tranquilizó saber que es “normal” que nos resulte tan difícil gestionar estas cosas. Amalia nos contó que al haber vivido una vida en la que las emociones se han reprimido, la mayoría de nosotros tiende a repetir patrones.

Actividades para mejorar la comunicación entre padres e hijos.

Si, como yo, quieres romper con ellos, tienes que saber que la clave está en ESCUCHAR de verdad a tus hijos y en dar respuestas empáticas. Ojo que las respuestas empáticas no son aquellas en las que cortas a tus hijos para decirles que les entiendes y les cuentas que cuando tú eras pequeño tenías miedo también.

Las respuestas empáticas son aquellas que expresan comprensión, pero al mismo tiempo permiten a la otra persona seguir experimentando una emoción. Es decir, que no intentan anularla.

Para que te hagas una idea, Amalia nos contó que la mayor parte de las veces basta con decir: “ajá”, “vaya”, “bueno” y otros monosílabos que inviten al interlocutor, en este caso al niño, a seguir expresando lo que siente. Entonces…

¿Qué necesitamos para dar respuestas empáticas a nuestros hijos?

  • Autocontrol
  • Equilibrio emocional
  • Conciencia de la importancia del asunto
  • Consistencia, es decir: mantener la misma línea siempre

Aunque sea ahora, a la vejez viruelas, si quieres mejorar la comunicación con tus hijos te toca trabajar con tus emociones. Solo así podrás ayudar a tus hijos a gestionar las suyas. ¡No lo dejes, te vendrá bien a todos los niveles!

3 técnicas para mejorar la comunicación entre padres e hijos

Evitar el NO constante

Muchas veces, tenemos que decir a los niños que “no” pueden hacer algo, o que “no” podemos ir a ese sitio al que ellos quieren. Cuando utilizamos la negación, estamos poniendo el foco en aquello que no queremos que hagan. Por eso, cuando tengamos que decirles que “no”, Amalia nos recomienda siempre ofrecer alternativas:

  • Ofrece información –> Hoy tenemos que ir a ver a los abuelos, que nos están esperando y tienen muchas ganas de vernos.
  • Acepta el sentimiento –> Entiendo que estés enfadado porque te gusta merendar con tus amigos en el parque, lo que ocurre es que…
  • Descubre el problema –> ¿Por qué estás tan enfadado?
  • Sustituye por un sí –> Hoy vamos a merendar con los abuelos, que te han preparado un bocadillo…
  • Concédete tiempo para pensar –> Necesito tiempo para pensármelo. 

Ayudar con los sentimientos

A veces, aunque sea sin mala intención, restamos importancia a sus sentimientos y sus emociones porque las miramos desde nuestro punto de vista. Por eso es importante que:

  • Escuches con atención (de verdad, no pienses en todo lo que te queda por hacer en casa o en el trabajo)
  • Aceptes sus sentimientos con respuestas empáticas
  • Les ayudes a poner nombre a las emociones
  • Juegues y utilices el humor. ¡Hay que ser creativo!

Fomentar la autonomía

La comunicación entre padres e hijos debe ser de igual a igual, por eso es importante que los niños se sientan una pieza fundamental en la familia. La mejor manera de conseguir algo así es fomentando su autonomía. ¿Cómo?

  • Deja que los niños hagan sus propias elecciones, pero acota sus posibilidades –> ¿Hoy para cenar quieres brócoli o judías verdes?
  • Respeta sus esfuerzos y sus tiempos
  • No te apresures a dar respuestas: ¡déjales hablar o enfrentarse al problema solos!
  • Anímale a buscar recursos fuera del entorno cercano

“Las pequeñas elecciones generan en los niños un sentimiento de confianza que se traduce en una mayor autoestima y felicidad”, Amalia Sacristán.

El taller de Amalia duró más de dos horas y aprendimos muchísimas cosas más de las que caben en este post. Por eso, si eres de Madrid y quieres mejorar la comunicación con tus hijos te recomiendo que te suscribas a su blog para recibir las próximas convocatorias.

Imagen del taller para solucionar problemas de comunicación con tus hijos.

Y si eres de fuera… ¡no te preocupes! En su cuenta de Instagram realiza directos regularmente para mejorar la comunicación con tus hijos y educar en positivo. Además, cuando comí con ella después me confesó que tiene algún proyecto en mente para poder llegar… ¡a todos los rincones del mundo!

Ojalá lo ponga en marcha porque los adultos necesitamos recursos para construir una relación sana con nuestros hijos y para transmitirles que pueden contar con nosotros en cualquier caso y en cualquier situación.

Post relacionados:

Si te interesa este post, quizá también te guste leer:

4 comentarios en “3 técnicas para mejorar la comunicación con tus hijos pequeños

  1. Fantástico este post, me ha encantado en todos los sentidos 😉 . A veces nos olvidamos de que los niños son personas con los que hay que hablar con respeto, educación, explicándole las cosas, entendiendo sus emociones…que a veces se nos olvida y los tratamos como si fueran robots programados a nuestro antojo.

    Un beso

    • Muchísimas gracias, tienes toda la razón. A veces se nos olvida, pero hay que tenerlo muy presente porque la educación empocional en la primera infancia es taaaan importante!! Gracias por comentar. Mua

Deja un comentario